Alergia, intolerancia y sensibilidad a los alimentos.


Las reacciones alimentarias se caracterizan por ser inmunológicas o no inmunológicas, según la clasificación por la EAACI (European Academy of Allergy and Clinical Inmunology).

Dentro de las de causa inmunológica están la celiaquía, la sensibilidad alimentaria y la alergia. Actualmente, se denomina intolerancia a las que no son de causa inmunológica, pueden ser enzimáticas, como por ejemplo la intolerancia a la lactosa, a la fructosa, al sorbitol o a la histamina.

Alergia alimentaria:

involucra al sistema inmunológico y tiene una respuesta inmediata. Es una reacción en donde se producen anticuerpos IgE y al ingerir el alimento se produce una respuesta inmunológica con liberación de histamina y de mediadores inflamatorios que dan lugar a los síntomas de la alergia; erupciones en la piel, urticaria, hinchazón o hasta dificultad para respirar y shock anafiláctico.

Intolerancia: No está mediada por el sistema inmunológico, la intolerancia se produce cuando nos hacen falta enzimas para digerir los alimentos y esto genera síntomas  digestivos como gases, mala digestión hasta diarrea. La intolerancia es muy frecuente en alimentos como: los lácteos, leguminosas, brócoli, coliflor y pimientos. .

Sensibilidad a los alimentos: Suelen tener una reacción más tardía, los síntomas aparecen después de dos horas hasta dos días de haber consumido el alimento, por lo que es difícil identificar el alimento al que se es sensible.

La sensibilidad es una respuesta inmunológica celular no mediada por anticuerpos, sino que se produce directamente frente al alimento. La activación celular se traduce en la liberación de mediadores inflamatorios como la histamina, interleucinas, etc., que provocan una inflamación crónica de bajo grado y que puede afectar a distintos órganos y sistemas, y por eso pueden aparecer síntomas muy diversos (migrañas, dolores musculares, cansancio exagerado, alteraciones del sueño, del termostato, de la piel, etc.), aparte de los síntomas digestivos, ya que se trata de una enfermedad sistémica.

Investigadores y médicos están empezando a reconocer qué efectos alimentarios adversos, como los síntomas que se desarrollan tras haber ingerido un alimento determinado, podrían estar vinculados a cambios en la microbiota intestinal.

Se han observado diferencias entre la composición de la microbiota intestinal de personas sanas y pacientes con sensibilidad alimentaria. Se piensa que la perturbación de la microbiota intestinal de un individuo podría provocar un cambio en la forma en que el sistema inmunitario reconoce ciertos alimentos y reacciona ante ellos.

Existen diferentes tipos de pruebas diagnostico para cada una de ellas.

Todos los problemas alimentarios se tratan con dieta. Estas dietas de exclusión del alimento, pueden ser temporales o permanentes, según el origen de la enfermedad.

Por ejemplo, la alergia alimentaria detectada en los primeros meses/años de vida exige retirar el alimento durante un tiempo (1 año), pero luego el niño puede volver a tomar el alimento sin que le produzca alergia. Sin embargo, la alergia en la edad adulta, una vez diagnosticada, como no se cura pues requiere la retirada de por vida del alimento implicado. Lo mismo pasa con la enfermedad celiaca.

En cuanto a las intolerancias, hay que valorar si son primarias o secundarias. Cuando son primarias, por ejemplo a la lactosa o al sorbitol, pueden ser permanentes. Y las secundarias a otras enfermedades del tubo digestivo como, por ejemplo, una gastroenteritis o haber pasado procesos infecciosos, bacterianos o víricos, haber tenido una enfermedad inflamatoria intestinal, etc., muchas veces son temporales.

En el caso de la histamina, habría que hacer una dieta baja de histamina.

En cuanto a la sensibilidad hay que hacer una dieta terapéutica de exclusión de esos alimentos durante una temporada (4-6 meses) y después se vuelve a tolerar los alimentos sin problemas mediante la reintroducción pautada de los alimentos en la dieta. En esta patología es importante hacer un estudio de la permeabilidad intestinal, ya que si está alterada es la puerta de entrada por la que los alimentos generan problemas inmunológicos.

Recuerda siempre acudir a un profesional en la salud.

#alergiaalimentaria #intoleranciaalimentaria #sensibilidadalimentaria #microbiotaintestinal #sistemainmunológico



SHCMedical Diferencias entre alergia, intolerancia y sensibilidad alimentaria

Dr. Oscar Cáceres, alergólogo e inmunólogo clínico de la Unidad SHC Medical del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz, de Sevilla. Enero 2019

GUT MICROBIOTA FOR HEALTH noviembre 21st, 2018 By GMFH Editing Team

Sensibilidad alimentaria frente a intolerancia alimentaria.

Centro Veritest noviembre 2018

42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Facebook Icono

©2020 por Paola Danel. Todos los derechos reservados.